Cuando mi hijo mayor se marchó con una beca Erasmus a estudiar fuera, me pidió que le anotara algunas de las recetas que hacíamos en casa y se me ocurrió darle forma a este blog. Es el motivo por el que se lo he dedicado a mis hijos, Carlos y Mar, y a todos los hijos que están fuera de casa; a mi alumnado, para que madure en relación a la competencia en autonomía personal...digital y a todos los que encuentren en él algo interesante.

Sé que muchos de vosotros estáis limitados por el tiempo que podéis dedicar a cocinar, ya sea por estudio o por trabajo. Os animo en vuestra tarea diaria que, seguro, llegará a buen fin.



Blog de María del Carmen López Granados.

ROSOLI O LICOR DE CAFÉ



Esta receta es tradicional en mi familia paterna. Cuando llega la época de final de otoño, comienza a elaborarse pues requiere su tiempo; así, se van almacenando las provisiones para las próximas fiestas navideñas.

Quiero dedicársela a mi tía Rosario, hermana de mi padre, ella ha sido la encargada de transmitirla a nuestra generación. Lo hemos disfrutado, siempre con moderación, en muchas sobremesas en las que no era necesario hacer el típico café, este licor lo suplía acompañado de los ricos roscos o cuajados típicos de Doña Mencía.
Luego al despedirnos, nos volvíamos a casa cada familia con su botella.
¡Mi tía preparaba hasta para repartir!
¡Lo que ahora me pasa a mí...la tradición es la tradición y eso no se cambia!

Es estrictamente para adultos. Los aprendices de cocina menores de edad deben abstenerse de hacerla...o probarla.
Las proporciones son aproximadas, en el gusto está la medida.


Ingredientes


  • 1 L de anís seco “La cordobesa” o cualquier otro anís que sea seco
  • ¼ de café natural triturado
  • 1/2 kg de azúcar
  • 1/2 litro de agua
  • 2 palos de canela


Preparación


  • Pon a hervir el agua con el azúcar y los palos de canela durante unos minutos, hasta que empiece a tomar color. Deja templar.
  • En un recipiente une el anís, el café y el almíbar ya frío. Deja macerar y reposar durante un día.
  • Una vez transcurrido el tiempo, con un cazo de servir vas cogiendo cazadas sin remover el fondo y vas colando en otro recipiente hasta llegar al café.
  • Rectifica de azúcar o anís, si lo ves conveniente, hasta lograr tu gusto.
  • Ya puedes ponerlo en botellas y disfrutarlo muy frío.

Nota: no he probado a hacerlo con café descafeinado pero creo que no estaría nada mal, quizás habría que añadir un poco de más café...descafeinado.

¡Feliz sobremesa!


2 comentarios:

  1. Anónimo22:36

    Es muy tipico de Belalcazar...buenisimo,el q elaboramos aqui lleva tambien yerbaluisa

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la formula, ya estoy probando a ver como me sale.

    ResponderEliminar